6 Consejos para Ahorrar en Primavera

ahorro primavera

No es la primavera el momento del año, en que más consumimos. El aumento de la temperatura, junto con el alargamiento de las horas de luz, de un modo natural nos ayuda a ahorrar.  Pero no debemos confiarnos, y debemos preparar el hogar, para maximizar el ahorro y disminuir el gasto de cara a esta estación del año.

Por un lado, dejamos de usar tanto la calefacción, que no debemos olvidar es el mayor gasto en los meses de invierno. Por otro lado, los gastos en iluminación también disminuyen, debido al cambio horario y el alargamiento del día. Pero en función de las temperaturas, podríamos empezar a usar el aire acondicionado.

Siempre, en cualquier caso, lo más importante es saber cuales son nuestros patrones de consumo, es decir, saber en qué gastamos y cuánto. Esta es la clave del ahorro. Si sabemos en qué gastamos, podremos controlarlo.

Veamos unos consejos de cara a la primavera para reducir el gasto doméstico.

1. En primer lugar, lo más evidente. Los días son más largos cada vez y lo que debemos hacer es aprovechar al máximo la luz y el calor del sol.

Intenta cambiar durante el día, la calefacción por el calor natural que entra por las ventanas. Elimina las barreras (persianas subidas, cortinas corridas, etc.) Piensa que ,lo mismo que en Invierno, los cristales son témpanos, que nos enfrían la estancia, en la primavera nos pueden servir de "estufas" naturales y gratuitas. Pero cuidado!! que también habrá días muy calurosos. Por tanto, en los calurosos, justamente habrá que hacer lo contrario. Y aunque nos cueste un poco más de trabajo estar atento al tiempo, sin duda una buena gestión, nos puede influir y mucho, en la cantidad de gasto que generemos.

Además, la mayor cantidad de horas de luz, simplemente por eso, nos hará gastar menos en iluminación.

2. Apagar los aparatos. Hay aparatos eléctricos que ya se dejan de usar al cambiar de estación o con la subida de las temperaturas. Ya lo hemos dicho en otras ocasiones, apaga esos aparatos que ya no vayas a usar. El Stand-By, también gasta energía. Si bien, debemos apagar los aparatos eléctricos que no estemos usando, durante todo el año.

Como mínimo, no te olvides de apagar y no dejarte el calefactor (por ejemplo) en Stand-By todo el verano.

Otra cosa que además debes evitar, es dejar el resto de aparatos enchufados. Ya no por el gasto en Stand-By, que también, si no porque además generan calor. Y en verano puedes necesitar más potencia o más horas de aire acondicionado por esos aparatos que no has apagado.

3. Usar LED. Una de las razones por las que las bombillas LED gastan menos energía, es porque no se calientan, o se calientan mucho menos. Eso es muy fácil de comprobar. Toca (sin miedo) una bombilla LED que lleve ya un rato funcionando. Apenas notarás calor. Ahora toca, no, mejor no toques una bombilla incandescente. simplemente acerca la mano. Ya lo tienes claro, ¿no? Pues además de ahorrar energía, evitarás el calor que producen, sobre todo en los periodos más calurosos. Y por tanto, menos aire acondicionado.


Disculpa que te interrumpa la lectura, pero tengo un consejo que creo que te puede interesar.

EMPIEZA A AHORRAR DESDE YA MISMO

Estas a un paso de descubrir los 50 mejores Trucos para Reducir Gastos con mi nuevo eBook

y además...

  • Tendrás puntualmente todas mis publicaciones (mi Newsletter)
  • Los consejos más interesantes sobre ahorro para tu economía.
  • Los mejores productos para ahorrar en tus gastos.
  • Y además, descuentos o pruebas gratuitas, prioridad en los cursos que estoy desarrollando y más...

 

4. Regular los niveles. Si se produce el cambio de temperaturas que se espera, hay que empezar (y no olvidarse) de regular todos los niveles de temperatura que tenemos en los diferentes aparatos. Lo primero, el termostato. No te olvides de apagarlo o irlo regulando conforme cambie el tiempo.

Lo mismo, la temperatura del agua. No hace falta tenerla a 50ºC y te ayudará a refrescarte lavarte con agua menos caliente. Igualmente si friegas los cacharros a mano, lo puedes hacer con agua fría o templada, a lo sumo.  Incluso, si eres valiente, las duchas de agua fría, en verano son muy interesantes.

Si eres capaz incluso de no usar la caldera, apágala!! Ahorrarás un montón.

5. Prepara y acondiciona. Lo mismo que para el invierno hay que revisar las calderas y las estufas (purgarlas periódicamente), cuando llega el calor, lo hay que hacer con el aire acondicionado. Hay que limpiar o reemplazar los filtros.

Además, aunque debe hacerse durante todo el año, hay que tener bien aislada la vivienda y revisar que esos mecanismos aislantes, estén en buenas condiciones.

6. Con el calor, el riego de las plantas o el jardín, obtiene mayor importancia. Es muy importante revisar que los sistemas de riego no tengan pérdidas, y que se encuentren en óptimas condiciones. Además, es importante que se riegue a las horas apropiadas. Mejor al amanecer y al atardecer, para evitar que la evaporación del agua por el calor nos obligue a usar más agua de la necesaria. Y más gasto.

 

 

También, en primavera empezamos a salir más de casa, con lo que ahorrar se hace más fácil. Al no estar en casa, se gasta menos electricidad, se necesita tener menos calefacción o aire acondicionado, etc.

Ya llega el calor y el buen tiempo, así que sal de casa, disfruta de la calle y de la luz del sol y ahorra, que en primavera es más fácil!!

EMPIEZA A AHORRAR DESDE YA MISMO

Estas a un paso de descubrir los 50 mejores Trucos para Reducir Gastos con mi nuevo eBook

y además...

  • Tendrás puntualmente todas mis publicaciones (mi Newsletter)
  • Los consejos más interesantes sobre ahorro para tu economía.
  • Los mejores productos para ahorrar en tus gastos.
  • Y además, descuentos o pruebas gratuitas, prioridad en los cursos que estoy desarrollando y más...

 

¿Qué opinas?