despidos

 

Crecen los despidos en las telecos

 

 

Si el año 2013 ya ha sido el año de más despidos en las empresas de telecomunicaciones en España, el 2014 promete no solo no irle a la zaga sino superar los registros.

Como publica Cinco Días, y describe Movilonia los despidos en las operadoras españolas (más que despidos, son empleados de menos, que bien pudieran ser jubilaciones finalizaciones de contrato y por supuesto despidos) alcanzaron la cifra de más de 3.800 personas. Dejando el total de empleados en el sector en 61.340. Y es que durante la crisis, las operadoras han reducido sus empleos en unos 11.000.

Decir, que como siempre, hay diferentes situaciones.

Movistar y Vodafone

Son los mayores destructores de empleo ya que sendos EREs han llevado a una reducción importante en sus plantillas.

En la primera, más de 1.400 empleados dejaron de serlo y en la segunda el número se acercó a los 600.

Orange y Jazztel

Ambas operadoras son el caso contrario, ya que durante el 2013, subieron el número de empleados, siendo la operadora gala en 25 empleados (es una cantidad pequeña, sí, pero sube que no es poco) y en el caso de la segunda, la española Jazztel subió en 778 empleados, la mayoría por la adquisición de un Call Center.

El resto de operadoras no registraron modificaciones significativas.

El 2.014

Si bien estos datos son malos, podrían empeorar. Está claro que las consolidaciones (las compras y fusiones) casi siempre llevan aparejado una reducción de empleo. ¿Porqué?

Porque en muchos casos hay duplicidades que se eliminan. Ejemplo claro de departamentos de finanzas que con la inclusión de unas pocas personas, puede hacer cargo de la totalidad, ya que la mayoría de procesos son comunes. Y en otros casos, hay personas que pueden asumir la carga de trabajo de otras o directivos “duplicados”, en fin, hay una multitud de casos en los que se suele suprimir plantilla (hablando de los que pueden parecer justificados, claro)

La compra de Ono por Vodafone, si bien no en un primer momento, traerá consigo la reducción de plantilla redundante y lo normal es que se vaya la parte de la comprada.

Y las posibles absorciones de Orange a las cableras del norte o la cacareada compra de Jazztel, sin duda, traerá lo mismo. Ni que decir tiene que muchas OMVs van a sufrir estas consolidaciones y algunas no sobrevivirán. Más leña.

Todo comenzó en el 2.006

Eran tiempos felices para el sector y para toda la sociedad en general. Pero llegó la CMT y obligó a dar cobertura de red a unas nuevas “cosas” que se llamarían OMVs. Los Operadores Móviles Virtuales surgieron para dar mayor dinamismo y competencia al sector.

Todo era idílico con los precios bajando para los clientes, los OMV crearon trabajo y todo el mundo era feliz. No, no todos.

Aún incipientemente, los precios medios iban cayendo y las rentabilidades y márgenes bajaban. Pero eso no era nada.

Con el inicio de la crisis, las familias y clientes empezaron a querer los mejores precios de los OMVs y empezó el descalabro. Movistar y Vodafone empezaron una sangría de clientes brutal que aún no ha parado, y todo el sector, una bajada de márgenes y rentabilidades enorme. Y los despidos.

Y entonces llegó Fusión

Fue Movistar quién con sus tarifas fusión convulsionó todo el sector. Para evitar la sangría y la caída de márgenes, sacaron la tarifa convergente (Todo en uno) que los OMVs no podían replicar y que conseguía fidelizar los clientes propios. Y eso fue el detonante pero las causas últimas son el 4G y sobre todo la fibra. Movistar tras muchos años sin dedicarle mucha importancia, se decide a cablear y vender fibra como diferenciación clara con todo el Low Cost, y por tanto los grandes no tienen más remedio que replicar su modelo. Y en estas, Vodafone, necesitada la que más de una red propia, compra Ono dando el paso final, en la futura restructuración del sector.

Orange se debate entre el cable del Norte, la red de Jazztel, y la posibilidad de cablear en solitario. (Con el dinero de las posibles adquisiciones, podría, pero se lo tienen que dar) e incluso Yoigo.

Pero según la decisión que tome, el resto, no podrá quedarse quieto y deberá dar otro paso. Y a más fusiones y compras, más despidos.

También en Europa

Pero la necesidad de grupos grandes no solo se da en España. En Europa, para poder competir con los monstruos americanos, japoneses y chinos muchas operadoras deben unirse. En Europa hay más de 200 operadoras por las escasas 4-5 en los mercados anteriores. Y es una cuestión de tamaño la supervivencia, por lo cual…

No pinta nada bien el tema del empleo en España y a nivel europeo en lo que al sector se refiere, ya que se avecinan nubarrones. Pero una vez pasen, el sector se tomará previsiblemente un descanso (relativo, ya sabemos que es un sector que no para nunca de reinventarse)

Esperemos que salga lo mejor posible y los despidos sean los mínimos. Poco más se puede desear, ya que la reestructuración ya ha empezado y es imparable.